Enamórate de mí

ena
tumblr.com

Ámame tal cual soy, con mis heridas y cicatrices, mis miedos e inseguridades, ahí conocerás verdaderamente mi lado más sensible y real. Enamórate eternamente de mi risa y de mi sonrisa, de mis ojos viscos en fotos, de mis caras cuando veo o pruebo algo que no me gusta, de mis coreografías improvisadas, de mi pasión al ver fútbol a tu lado y de las miles de preguntas con  respuestas obvias que hago cada tanto. Enamórate de lo despistada que soy al hablar, de que cada vez que coma derrame algo y de las miles de películas que me armo.

Enamórate del latir imparable de mi corazón cuando estoy cerca de ti, de mi acelerada respiración, de las ansias locas que me dan cada vez que se acerca el día de verte nuevamente. Enamórate sin dudar, del brillo que le da a mis ojos hablarle a los demás de ti, del cambio en mi tono de voz cuando estás al teléfono. Ama cada palabra que sale de mi boca, que muy seguramente, son para decirle al mundo lo enamorada que estoy yo de todo tu ser.

Enamórate de mis ganas de bailar todo el día, de mi habladuría cada vez que no logro superar algo, de mis ganas de ver feliz a los que me rodean y de la manera en la que canto en el carro. Ámame en mis rabietas, en mis momentos más altos de felicidad, en los momentos de más tristeza, ámame y tenme paciencia cuando te diga que no me pasa nada, aunque siempre pase algo, y enamórate de mis estados cambiantes de ánimo, soy mujer, así que básicamente es mi estado natural.

Enamórate de mi orgullo cada vez que realizo algo que me gusta o que espero y sueño, de mi ceño fruncido cuando enfurezco, y de la manera que con tanto fervor defiendo mi lugar en el mundo. Ámame así sensible, llorona y loca, ama con fuerza que este orgullosa de ser quien soy hoy en día y ama que haya llegado de sopetón a tu vida y la haya girado 360 grados sin esperarlo.

Enamórate de mi pasado, es el rastro de lo que fui y de lo que claramente soy, pero ama más mi presente y el futuro o la idea de lo que podamos construir juntos.

Básicamente ámame a mí, toda, sin tapujos, sin restricciones, sin condiciones, enamórate de cada centímetro de mi ser, de todo lo que soy y de todo lo que fui, que gracias a eso, estoy hoy aquí amando absolutamente todo de ti.

amo todo
tumblr.com

Feliz día internacional del beso!! 

 

imagen: tumblr.com
 
Feliz día internacional del beso. Besen y déjense besar que eso no duele. 

Hoy es el día indicado para encontrar la excusa perfecta para darle un besito al que tenemos al lado, en la frente para los padres, en la mejilla para los amigos, en la mano para la princesa, en el cuello para los apasionados, en la nariz para los cursis y en la boca para los enamorados.

Los besos hoy vale regalarlos, venderlos, empeñarlos, cobrarlos, robarlos, enviarlos, tirarlos, escribirlos o dibujarlos, de cualquier manera uno el “día internacional del beso” es más especial que cualquier otro. 

Vamos, demos besos por montón y dejemos que nos den los que quieran, al fin y al cabo, tendremos que esperar un año más para que este día se repita nuevamente y es un año en el que tal vez nos arrepintamos de los besos que no demos hoy. 

Esto es una invitación para ti, ven y bésame! 

 

imagen: pinterest.com
 
SIGUEME:

Twitter: @lisethlopezh – @eternamentejul

Instragram: @lisethclopezh

¿Quién como las amigas del colegio?, la respuesta es sencilla: Como ellas, ninguna.

“Ellas te vieron sufrir por tu primera ruptura, te ayudaron a estudiar para un examen decisivo, te defendieron si alguien hablaba mal de ti o simplemente pusieron su hombro si tenías ganas de llorar”

 

tumblr_md71bdDuDE1rotlqt
Imagen: tumblr.com

Para mí, las amigas que hice en el colegio lo son todo; son únicas e irrepetibles, leales y regañonas hasta el cansancio. Son a las únicas personas, además de mi mamá, a las que les permito que me hagan reproches y me abran al mismo tiempo los ojos, las que tienen esa autoridad que fue concedida por los años de decirme si estoy bien o mal, esas que están ahí en las buenas, las malas y las peores. Son las únicas que conocen a la verdadera yo a plenitud, sin secretos, y si los hay, estoy segura que en alguna noche de copas o de “chicas” hablaremos de todo sin temor al que dirán o al ser juzgadas, porque ellas no lo hacen, porque sabemos que al final de cuentas siempre todo estará bien.

Podemos estar separadas en cuerpo, pero en alma JAMÁS, para eso está whatsapp, fb, snapchat, twitter y en el caso de que no exista, la inventamos con tal de interactuar estúpidamente entre nosotras 24/7. Aunque debo admitir que la verdad es que no verlas me mata, pero espero con ansias locas el reencuentro para adelantar agenda y chismosear de todo un poco. Hablar de todas las historias que ocurrieron en los pasillos del colegio, las escapadas de clase para no entregar trabajos o las idas a enfermería para ver al niño que nos gustaba. En fin, hablar de todo aquello que de una u otra manera hace que nos sintamos un poco viejas y fuera de “onda”, porque recordamos que nos graduamos hace ya tantos años y todo ha cambiado, menos nuestro cariño y amistad.

tumblr_luagbabZDU1qcqw6ho1_500_large
Imagen: tumblr.com

 

 

Por eso cada reencuentro me hace anhelar tener una máquina del tiempo y revivir los momento memorables de nuestra secundaria, las travesuras inocentes y las que no lo eran tanto, nuestras historias de amor y despecho, las canciones viejas que nos ponían a bailar ilegalmente en una discoteca x de la ciudad como si jamás en la vida pudiéramos volver a rumbear; cuando íbamos juntas a los conciertos de nuestras bandas favoritas y las recogidas a las 12:00 am por parte de alguna de nuestras mamás, porque hasta más tarde solo se quedaban las niñas indecentes -dicho por ellas mismas-.

Nuestro combo lo era todo en el colegio, además de estar juntas en clase, descansos, almuerzos, bazares, jamás era suficiente, siempre teníamos algo más por hacer o por contar. Las 8 horas que pasábamos en ese “claustro” nunca nos alcanzarían para nada, por eso también nos inventábamos trabajos o exposiciones con tal de reunirnos unas pocas horas más, y seguir hablando de todas las tragedias y acontecimientos que pudieran estar ocurriendo en nuestra simple vida adolescente.

Ahora nunca hay tiempo, y es real, no seguimos el mismo rumbo que soñamos en el colegio, cada una tiene metas distintas, obligaciones y deberes que cumplir, por lo que vernos todos los días es imposible, pero con una reunión al mes y unas cuantas micheladas y unos güaritos basta y sobra, porque el cariño siempre estará presente pese los inconvenientes, las excusas y las miles de citas que no podemos cumplir por x o y motivo.

large
Imagen: tumblr.com

Amigas como ellas, ninguna, estoy segura, 100% segura, las del colegio son para toda la vida, y saben por qué lo sé?, porque cuando estamos juntas se siente igual, porque cuando hablamos, aun lo hacemos como hace tantos años atrás y nos seguimos contando cada detalle de nuestros enamorados, de nuestros besos, las discusiones, sobre la vieja que nos cae mal, o el tipo que nos molesta y todo eso, como si fuera la primera vez, con el mismo entusiasmo y picardía de cuando éramos solo unas niñas.

Lo mejor de ellas y de nuestra amistad, es que sé que pase el tiempo que pase, siempre que hablemos y nos reunamos, será como si el tiempo no hubiera transcurrido al igual que nuestras vidas,  porque por más esfuerzos que hagamos para vernos, sentirnos y actuar como unas profesionales y como unas adultas maduras y responsables, al estar juntas nuevamente estos se verán desvanecidos en los recuerdos, en las risas, y sin darnos cuenta, empezaremos a comportarnos nuevamente como las niñas que algún día fuimos, esas que no portaban el uniforme de la forma correcta, que no llevaban tareas, que se hacían en la parte de atrás del salón solo para poder hablar hasta por los codos, como diría mi mamá.

 

Pero pese a todo pronóstico, henos aquí muchos años después de haber llorado en nuestra ceremonia de graduación como si fuera el fin del mundo y como si la vida nos estuviera separando para siempre, seguimos igual que antes, pero al mismo tiempo también distintas, seguimos siendo amigas, las que hace años fuimos,  y las que sin duda alguna, seguiremos siendo por muchos muchos más.

SÍGUEME:

Twitter: @Lisethlopezh – @Eternamentejul

Instagram: @Lisethclopezh

 

Amor a distancia: Felices los dos

“Cuando te conocí supe lo difícil que seria si surgía una relación, pero decidí arriesgarme y creo que de eso se trata el amor verdadero, de conocer los riesgos y aun así tomarlos”

 

amor a distancia
Imagen tomada de: tumblr.com
Para empezar, nuestro corazón no distingue de raza, altura, contextura física y mucho menos lugar de residencia. Así pasó con el mío, no supo distinguir que vivías a varios cientos de kilómetros de mí, así que hizo lo suyo y cavo un espacio muy grande en él para ti, el mayor de todos. Pero te confieso que una vez sucedió, supe que serias ideal, lo sentí, por algo se fijó en ti, porque el corazón nunca se equivoca.

A medida que pasaba el tiempo más me convencía de que eras el correcto, con tus detalles, tu forma de mirarme y de hablarme, tu particular manera de demostrarme que la distancia seria lo de menos, me convenciste de embarcarme en esta aventura que en su momento, llamaríamos relación.

Cuando todo empezó, sabíamos que no sería una tarea sencilla y que nos enfrentaríamos a más obstáculos e inconvenientes que una pareja “normal”. Recuerdo que nadie daba un peso por lo nuestro, que los únicos que en realidad le apostábamos a esto éramos tú y yo. Fue un riesgo desde el principio, habíamos aceptado el reto diario de hacernos sentir cerca el uno del otro teniendo varios kilómetros de por medio, tendríamos que cumplir la tarea de mantenernos unidos a distancia. Sabíamos que nos enfrentaríamos al dolor de extrañarnos todos los días, pero al mismo tiempo, a la felicidad de esperar el rencuentro.

amord
Imagen de: tumblr.com
Tú y yo fuimos muy valientes, decidimos dejar todos los prejuicios, las estadísticas, los fracasos de nuestros allegados e incluso los nuestros a un lado, para mantenernos agarrados de la mano y luchar por nosotros, porque somos ambos contra el mundo. Decidimos que si nosotros queremos, podemos, y que solo eso importa.

Sé que han habido momentos en los que tanto tu como yo, nos hemos planteado seriamente el dejar todo así y seguir con nuestra vidas cuando la cosa se pone un poco difícil, y es normal, completamente entendible, porque cada día es un desafío diferente, por mantener la comunicación, por evitar la monotonía, por arreglar diferencias, por poder reconciliarse con una llamada, FaceTime o skype. Una simple discusión puede desencadenar la tercera guerra mundial una y otra vez; mis paranoias e inseguridades pueden hacer que ponga en la cuerda floja mi confianza en ti; tus celos  te pueden casi volver loco y al mismo tiempo a mí también. Lo desesperante que es cuando el orgullo nos gana a ambos para dar el primer paso o lo difícil que es evitar colgar cuando tenemos mucha rabia y no queremos hablar de más.

Duele tanto no poder simplemente mirarnos a los ojos y olvidar cualquier situación negativa, pero más duele no poder abrazarte o besarte cuando quiera. Ir a buscarte para pedirte un consejo o contarte mi largo día y mis preocupaciones y que con un simple beso en la frente me digas “todo estará bien”.

 

Pero dejando todo eso de lado, esos miedos y esos pensamientos que algunas veces se implantan en nuestro cerebro y después de todo este tiempo juntos, somos la prueba de que en realidad la distancia es lo de menos, cuando se ama de verdad y cuando alguien significa mucho.

hhfhf
Imagen tomada de: tumblr.com
No cualquiera se le mide a este desafío, por eso nos considero valientes y de alguna forma maduros, porque hemos sabido asumir y aceptar de cierta manera el compromiso de mantener nuestra relación pese a todos los obstáculos que sabíamos de antemano se presentarían por tener una relación a distancia. Aceptamos juntos el luchar por mantenernos firmes el uno con el otro, aceptamos la tarea de enamorarnos diariamente con solo palabras y estamos dispuestos a darlo todo el uno por el otro aunque el mundo conspire en nuestra contra.

¿Quién iba a pensarlo?, aquí seguimos, luchando día a día, pero nos hemos mantenido juntos a pesar de todo y de todos. No importa lo que dijeron o sigan diciendo, si estamos o no estamos locos, lo que interesa es que tenemos la certeza que así como es nuestra relación, funciona para nosotros.

Nos hacemos bien, nos hacemos felices, nos amamos, y nada es más importante que eso, porque lo que sentimos hace que esos momentos juntos sean perfectos y que esperar todas esas horas, días o meses, valgan la pena.

Sé también que lo que duramos juntos no es suficiente, que la felicidad de estar físicamente cerca dura lo que dura un suspiro, pero seguiré dando todo de mí para que lo nuestro siga funcionando y quiero que tú también hagas lo mismo y no te rindas. Quiero seguir estando a tu lado, quiero que luchemos juntos por mantener el amor vivo, porque no me interesa cuanto me entristezcan las despedidas, solo prométeme que estarás nuevamente de regreso y me llenaras con tu presencia, tus besos y tu amor. Yo por mi lado te prometo, seguir llevando la cuenta en mi calendario de los días que me falten para están de nuevo a tu lado y poder ver nuevamente tus ojos café mirándome.

fjf
Imagen tomada de: tumblr.com
Deseo con todo mi corazón que estemos de regreso pronto amor mío, pero para siempre, para no tener que decirte adiós nuevamente, pero por lo pronto, me conformo con tu presencia una que otra vez al mes, con las largas llamadas que me trasnochan, con nuestras “citas” virtuales y con nuestra particular manera de estar juntos sin estarlo.

Aún nos falta mucho camino por recorrer, mucha tela por cortar. Puede acontecer cualquier cosa en esto que llamamos vida, así que existe la posibilidad de que nuestro tiempo juntos se acabe, como también la hay de que sigamos amándonos hasta que el sol deje de brillar, pero mientras tanto y mientras la vida sucede, disfrutémonos tal cual y sigamos caminando tomados imaginariamente de la mano demostrándole al mundo que cuando se ama de verdad, no existe el tiempo ni la distancia.

SÍGUEME: 

Twitter: @Lisethlopezh – @Eternamentejul

Instragram: @Lisethclopezh 

Te buscaba perfecto, pero te encontré real

¿Sabes?, quiero que estés para mi todos los días de mi vida sin importar nada; poder mirarte fijamente a los ojos y sentir esa sensación en el corazón como el primer día; besarte y perderme en tus labios. Correr con el riesgo de no volver a encontrarme, pero sé que valdría la pena, valdrás la pena.

perfectos tres
Imagen: Tumblr.com

Cada historia de amor es diferente, ninguna cumple con un patrón exacto. Las relaciones no siempre inician con el pie derecho, muchas veces empiezan siendo una verdadera pesadilla, difíciles, más altibajos que recuerdos lindos, pero real. También podemos decir que cada relación amorosa es como una montaña rusa de emociones confusas, pero siempre llena de amor mutuo, respeto, cariño, tolerancia, pero por sobre todas las cosas, complicidad.

Siempre se inicia mal, porque se pierde la individualidad, existen barreras del pasado que causan presión e incomodidad, que hacen la relación complicada para ambas partes, algunas veces se pueden superar, otras no, no es una posición fácil, pero vale la pena intentar apartar lo que fue de lo que es, para poder ver y vivir lo que será.

Antes creía en la relación perfecta, sin problemas. Tenía en mi mente el ideal de un noviazgo de ensueño, cual cuento de hadas, mágico, pero al pasar el tiempo, los años y las experiencias vividas, leídas, y en general por el entorno que me rodea y las relaciones de las que he escuchado, he aprendido que amar no es una tarea sencilla, por eso entendí porqué duré sola un buen tiempo, no quería a alguien que me amara de manera idílica, quería y necesitaba a alguien que me amara de una forma real, autentica. Comprendí que para que una relación sea buena y el amor se sienta, no hay que cumplir estereotipos creados por guionistas y soñadores anhelando la perfección hecha persona, simplemente tenemos que dejar que la vida y los sentimientos fluyan de manera natural y sin forzarlos. Que eso que llamamos destino y Dios, se encarguen en el transcurso de que las cosas poco a poco se acomoden y naturalmente funcionen.

perfectos dos
Imagen: tumblr.com

Me empecé a dejar llevar por la corriente, a dejar de pensar en lo malo y me concentré en lo bueno, en lo fabuloso que es amar y ser amado de una manera especial y única, porque cada ser es un mundo diferente, un cuento a parte del otro, pero todo eso hace que sea perfecto a su manera imperfecta.

Así empezó mi historia de amor, con alguien que no es perfecto, sabiendo que yo tampoco lo soy, y mucho menos nuestra relación, pero así es, es diferente, sé que es real, es mi historia, su historia, nuestra historia de NO cuento de hadas, pero mágica a su manera.

No se planeó, no se pensó con anterioridad, no se imaginó, pero Dios y su destino hicieron su trabajo, juntaron a dos almas caminantes imperfectas, dispuestas a amarse de manera real.

Después de tanto de estar perdiendo el tiempo buscando a ese alguien con el cual tener una relación de idilio, digna de una gran pantalla, me sentí preparada para aceptar lo que no buscaba, un amor de verdad, imperfectamente perfecto, pero que me hiciera feliz, la más feliz, y sin dudar ese amor eres tú.

SÍGUEME:

Twitter: @Lisethlopezh

Instagram: @Lisethclopezh

Dejar ir, empezar a ser

let it goo
Imagen: Pinterest.com

Muchas veces dejamos de existir en nuestro mundo por alguien, dejamos de ser lo que éramos en un principio de la relación porque esa persona decidió que es mejor ser, pero a su imagen y semejanza y no, eso es inaceptable, se vale todo, menos cambiar tu esencia porque a la persona que “amas” no le termina de convencer lo que realmente eres y has sido la mayor parte de tu vida.

Nadie está en la capacidad de decidir cuándo debes cambiar, o cuando es bueno ser realmente tu, o menos, decidir qué es lo bueno o lo malo de tu personalidad.

Debes saber que una relación que no te deja ser simplemente no sirve. Debes ser consciente que alguien a quien no le guste tu espíritu, tu esencia, tu ser, tu verdad, sencillamente no vale la pena y mucho menos, el tiempo que estás perdiendo a su lado. Porque ese tiempo se perdió, jamás se recupera.

Sé por causa propia que dejar ir a una persona de la que se cree estar enamorado es bastante difícil, más si se ha significado algo para ti esos pocos o muchos meses a su lado.

A veces es demasiado complicado desatar de tu corazón esa bolsita amarrada llena de sentimientos que sientes por ese alguien, tan complicado, que solo puedes aferrarte a ellos y a los pocos momentos en los que fuiste tú de verdad, aunque sabes en el fondo, que no es bueno para ti; No solo por no dejarte ser, sino por todo lo que te ha hecho pasar al querer cambiarte y querer hacer de ti alguien completamente diferente, alguien desconocido. Te agarras de los pocos momentos que te hicieron feliz, así día a día te haya herido en la búsqueda de su tarea, con ofensas, desprecios, humillaciones, en fin, con cada muestra de desagrado a tu verdadera personalidad y humanidad.

Para poder ser hay que dejar ir todo eso que nos lo impide, que nos ata, que nos da inseguridad, y muchas veces, por no decir que la mayoría, viene por parte de personas que decimos amar, o peor, por personas que dicen que nos aman, pero que a la hora de la verdad, aman la creación que hicieron con nosotros de lo que es el ideal de una persona que merece su amor. Triste, pero la realidad de una gran cantidad de relaciones hoy en día, pero más triste, es saber que esos detalles negativos de nuestra pareja, muchas veces nos aferra tanto o más que las cosas positivas que nos hacen sentir.

Masoquismo le llaman, yo por otro lado, le llamo falta de amor propio. No se me ocurre otra manera de describirlo.

blog
Imagen: Tumblr.com

Dale, suelta y deja ir para que empiecen a llegar cosas y personas nuevas que te dejen ser realmente quien quieres ser, quien te de la gana de ser, quien desees de todo corazón ser, una persona libre, tanto de actos como de pensamientos, autónoma, pero lo más importante una persona feliz.

Sígueme:

twitter @Lisethlopezh – @eternamentejul

instagram @Lisethclopezh

LIFE, el juego de la vida

life
Imagen: Publimetro.pe

Momentos en los que ni tú mismo te entiendes, no sabes lo que realmente quieres, lo que sientes, simplemente sabes que tienes en el fondo de tu pecho un enredo de emociones acumuladas que no sabias si quiera que tenias dentro.

Momentos, en los cuales toda tu vida parece un caos sin remedio, cualquier acto podría desencadenar una reacción inmediata que se traduce en un llanto incontrolable y ganas de salir huyendo a un mundo en el que se encuentren tú y tu mente a solas para poder pensar y poner todo ese desorden en su lugar.

¿Sabes?, no estás solo, todos en algún punto de nuestras largas o cortas vidas hemos estado al borde de tirar la toalla por todo y por nada. A punto de rendirnos cuando la vemos un poco difícil, o sencillamente cuando algo de lo que teníamos planeado se sale del esquema. Es normal, de eso trata la vida, de planear, pensar, querer, luchar, y al final, resulta que la condenada tenía otra cosa en mente. Siempre se sale con la suya, solo nos queda unirnos a esa montaña rusa de momentos, y sortear los obstáculos que se presenten en el camino, y volver a empezar, o retomar, en el punto en el que sentimos que todo valió.

Yo por ejemplo soy así, soy de esas personas que se ahogan en un vaso con agua, y cada tanto que la vida me sorprende cambiándome las reglas del juego, me dan unas ganas infinitas de correr lejos de todo y gritar muy fuerte hasta sacarlo todo y sentirme como nueva, pero he aprendido que no es así de fácil, y te digo a ti, que me estás leyendo, que jamás va a ser más fácil que ahora, porque en realidad nunca lo ha sido ni lo será, pero animo, son etapas, y todo pasa.

Los planes siempre van a terminar cambiando cuando se ponen en marcha, pero en eso consiste todo ¿no?, así se vuelve más interesante este juego que llamamos vida, porque eso es, un juego, con unas reglas creadas por alguien realmente muy tramposo que las va cambiando a medida que vas moviendo tu ficha, pero no puedes escapar, ni cambiar de color, ni dejar de jugar, simplemente te adaptas a lo que sea que venga, te aprendes las nuevas reglas (otra vez) y continuas como si nada hubiera pasado, a no ser que quieras seguir con esa carga emocional tan maluca y lamentándote por lo que hubiera sido o por lo que no fue durante el resto de la partida y que te salga un letrero gigante, con letras en mayúscula, como gritándote: “GAME OVER” y ahí si de verdad que ya te llevo quien te trajo, porque una vez te rindas, la vida no se va a detener por ti, ella sigue su curso común y corriente, de hecho, lo hace más rápido y tu sencillamente te vas a quedar atrás de todo y de todos, y no creo que quieras perderte a ti mismo en el trayecto.

Si estás pasando por un mal momento en tu juego, no te desanimes, te aseguro que todo va a mejorar tarde o temprano, te darás cuenta que al final de todo, ese mal rato que pasaste con el cambio de planes inesperado, habrá sido solo un mal sueño. Así que no te rindas, sigue jugando, sigue intentando y equivócate las veces que tengas que hacerlo, aprende, vive, disfruta, pero por encima de todo, trata de adaptarte a los cambios que se presenten en tu camino con una buena actitud y aprovéchalos a tu favor, convierte todo lo negativo en energías positivas, para que al final puedas llegar a la meta con la cabeza en alto, y sin arrepentimientos, pero sobre todo, victorioso aunque tal vez no invicto, de tu propia batalla.

horizonte
Imagén: pinterest.com

twitterTwitter: @LisethLopezH – @Eternamentejul

instagramInstagram: LisethCLopezH

Amores que matan…

toxicos

Existen diferentes tipos de amores, por no decir que infinidad de ellos; está por ejemplo el amor de hermanos, el amor por lo padres, hijos, amigos, en fin. Pero también existen amores de otro tipo, como el de los novios, esposos, que de ahí se derivan, los empalagosos, fugases, esporádicos, para siempre, inestables, en fin… infinitos.

Pero hay uno en particular, que es el resultado de la suma de todos los mencionados anteriormente.

Es ese amor que muchos llamamos “tóxico”. Ese que como puede ser bueno, muy bueno, puede llegar a ser realmente malo, es algo así como una lotería. Es ese amor que puede acabar con tu vida en un abrir y cerrar de ojos, que puede destruir tu concepto de amor por siempre, para siempre; ese amor, que duele hasta los huesos, que pesa cada día sobre tus hombros y que es como cargar el planeta completo sobre tu pequeño cuerpo.

Es ese amor que quema por dentro cada entraña de tu ser, que te hace sentir el corazón arder del dolor que puede causar. Que saca sin duda lo peor de ti y te puede convertir en alguien que realmente temes ser, pero que te toca ser para protegerte.

Este amor es intermitente como las luces de navidad, termina cada fin de semana para volver al ruedo al inicio de ella como si nada hubiese pasado; es en el que el orgullo le gana a las ganas de estar juntos, porque ninguna de las partes implicadas, es capaz de bajar la guardia ante sus deseos, porque es una constante competencia a ver quién es el más fuerte y el que más aguanta. Menuda estupidez.

Es ese amor que se jacta de sacar en cara todos y cada uno de los errores cometidos, defectos y debilidades del otro, simplemente para verlo sufrir y alimentarse de su dolor. Suena horrible, pero así es.

toxico

Es ese amor que va en contra del mundo entero sin remedio alguno. Simplemente existen los dos unidos peleando contra la sociedad que los juzga y cuestiona el hecho del porqué siguen juntos: “no son el uno para el otro”, “quiere, valórate”, “no te quiere, ¿no te das cuenta?”, “te hace una peor persona”, “solo juega con tus sentimientos”… y así infinidad de preguntas que sinceramente, solo tiene respuesta en sus mentes, porque nadie más sabe como alguien puede sobrevivir con un amor como ese.

Pero existe una realidad y es ¿Quiénes somos nosotros para juzgar algo que no estamos viviendo?, al final lo que digan los demás no debe importar en cuestiones del amor, si a la hora de amar todo se vale ¿No?.

Además, la verdad sea dicha, los amores así difíciles, irreverentes, diferentes por no decir otra cosa, son los más apasionados y entregados que puedan existir. Te hace sentir que estás vivo y que en serio el mundo es una linda locura llena de un caos que te da felicidad, a ratos, pero al fin y al cabo felicidad. A parte la felicidad es momentánea y que mejor manera de sentirla que con alguien que te puede sacar de quicio, pero que adoras con el alma.

Parece una locura amar a alguien hasta el punto de que duela el corazón y que te parta en mil pedazos sin oportunidad de tener tiempo de juntarlos antes de que llegue el caos nuevamente y te vuelva a destruir. Pero saben, esos amores son los más reales, porque son sinceros y crudos, sin tapujos ni palabras bonitas para adornar la verdad. Son auténticos.

No digo que sea sano vivir enamorado y sufriendo constantemente, pero es lo que hay, y para muchos, es preferible vivir eternamente con amores que maten cada parte de ti una y otra vez, que te cuestione todo el tiempo del porqué de todo ese embrollo, pero que a la larga, así se acabe en días, meses, años y pase el tiempo…

…Nunca mueren.

Welcome to THE FRIENDZONE

 

friendzoneee

Seguramente han escuchado hablar de la terrible “friendzone” y sé con certeza, que la mayoría de seres mortales que está leyendo este post, en algún momento de su vida ha estado en la tan temible e incómoda posición.

Para empezar, hablemos sobre qué es la friendzone:

Es el estado mental, psicológico y sentimental en el que un ser humano se convierte automáticamente en una pelota –por no decir otra cosa- a causa de los sentimientos que despierta en él/ella alguien que simplemente lo ve como un amigo/a o aún peor, como un hermano/a menor.

Generalmente, los que hemos estado en la friendzone somos vistos como los pendejos que no entendemos de razones y estamos cerrados y cegados ante un imposible. Y tienen razón, así es, ni más ni menos.

Pero piensen en qué horrible se siente estar en esa situación tan deprimente; pónganse en nuestro lugar por un momento y entiendan que los que hemos estado en la INMUNDA –friendzone- confiamos y creemos a ojos cerrados que algún día no muy lejano, las vainas darán un giro de 360 grados y de esa “amistad” o “hermandad”, nacerá el noviazgo perfecto y el amor más grande del planeta, o sea, la relación de Romeo Y Julieta le queda en pañales a la que creamos en nuestra pobre mente ingenua.

Triste y desafortunadamente eso jamás pasará, el que cae en la friendzone, está condenado a hacer el ridículo y a vivir en ella por el resto de su triste vida. Transcurrirá el tiempo y si siguen ahí, tendrán que verlo/a ser feliz con todas sus parejas escuchando sus historias, sus noches románticas, sus aventuras, sus peleas y finalmente las rupturas y ahí, como niño entrando a una tienda de dulces, se les acelerará el corazón y confesarán todo lo que sienten -una vez más- e inevitablemente se abrirá la herida nuevamente y será como exprimir un limón sobre ella una y otra vez, porque  volverá a decir lo mismo de siempre: “Gracias por ser la persona que siempre ha estado ahí en todo momento, no sabes cuánto te quiero y cuanto agradezco a la vida por haberte puesto en mi camino, no sé qué sería de mi sin tu compañía. Eres el/la mejor amigo/a que he tenido, jamás quiero perderte”, BOOM!! Muerte lenta y dolorosa…

Bueno ajá, morimos, pero cual ave fénix volvemos a renacer de las cenizas para volver a caer en lo mismo?? Pues NO!, enamórense de alguien que no sea su amigo/a por favor, no sufran innecesariamente, porque si, es algo innecesario, a penas los rechacen la primera vez huyan de ahí, corran despavoridos, porque uno no puede pasar toda la vida detrás del “mejor amigo/a” mendigando amor y conformándose con migajas y con un “seamos amigos por siempre”, “bff for ever”.

mega

Todo esto lo digo porque a mí también me pasó, sufrí porque quise a mi mejor amigo mucho tiempo, pero no como él quería que lo quisiera, sino como a mí me servía. Fui egoísta conmigo misma, me privé de estar con alguien que hubiera dado la vida por estar conmigo, solo porque yo creía que en algún momento mi mejor amigo me diría “intentémoslo” y espere…y espere…y espere y efectivamente me quedé esperando como una tonta hasta que me mamé.

Por eso después de esa horrorosa experiencia y de haber llorado mares por él, aprendí que hay que avisparse, y cada vez que se tenga la más mínima sospecha de sentir ‘algo más’, huyan, váyanse…CORRAN. Si, básicamente les digo que tomen distancia hasta que sientan que sus emociones están controladas y los sentimientos en su lugar.  Tal vez en ese momento pueden volver, pero antes no.

Cuiden su corazón, no se lo rompan ustedes mismos, a parte la friendzone es la vaina más jodidamente incomoda y dolorosa del mundo. Además de ser ridícula e innecesaria.

En serio, tantos peces en el agua, tantos sapos por besar, tantas cosas que se pierden en el mundo exterior por estar encaprichados con algo que en el fondo jamás va a ser, y lo sabemos.

Queridos, la friendzone es evitable, podemos alejarnos de ella cuando queramos, solo se trata de aceptar que estamos en la INMUNDA –friendoze- y tomar cartas en el asunto, de lo contrario, estaremos sumergidos y enfrascados ahí durante mucho tiempo, dándonos golpes de pecho, sintiendo compasión por nosotros mismos y viviendo en la más absoluta infelicidad y lo más triste de todo, siendo consientes de ello.

Y ¿es así como quieren vivir?, la verdad no creo.

friendzonee

El reality check.

stop

¿Qué es el reality check?

Es el momento preciso en el que se tiene un llamado de atención a la vida real. Ese instante que tal vez muchos han tenido, en el que al verse en el reflejo del espejo se despiertan, abren los ojos y sienten que todo lo que han hecho está mal. Un ‘sacudón’ para hacerlos poner los pies en la tierra y despertar en el mundo en el que viven. Es realmente, la prueba fehaciente de que están vivos y de que a pesar de negarlo, sienten miedo.

Es algo más o menos así: “AQUÍ ESTOY, ESTE SOY YO… ¿Y AHORA QUÉ?

La cuestión es que cuando ya sentirlo se vuelve costumbre y pasa con mucha frecuencia, no es una buena señal, aterroriza y más en estos tiempos en los que nadie quiere hacer nada.

Pero no crea que es el único, ni yo tampoco lo soy. Sé de una gran cantidad de personas, que entre más viejas, menos hallan su lugar en el mundo, menos conocen el porqué de su vida en la tierra,  menos saben de su función y más asustados están.

¿Qué le aconsejo? APAGUE SU TELEVISOR.

Si, así como lo lee, la culpa de esa crisis y ese temor y de su desorientación es de Friends, MTV, de las novelas de la noche, de Laura en America, de Gossip Girl, de Keeping up with the Kardashians y de otros programas de ficción o de “realidad” que hay por ahí regados en todos los canales existentes. No se mate la cabeza creyendo que la culpa es suya, usted sencillamente fue arrastrado allí de acuerdo al plan, porque todos hacemos parte de uno.

Mejor apague su televisor, porque si no lo hace, jamás se va a sentir lo suficientemente lind@, lo suficientemente inteligente, lo suficientemente joven, ni mucho menos, lo suficientemente ric@; No va a querer leer un libro, sino bailar en cualquier bar o discoteca imaginando que alguien está viéndolo detrás de una pantalla, con alguna canción de fondo mientras su nombre completo sale en los créditos de algún reality que tal vez no es tan real, en MTV.

Entonces “AQUÍ ESTOY, ESTE SOY YO… ¿Y AHORA QUÉ?

AQUÍ ESTOY: En un país en donde muere gente de hambre, en  donde no hay dinero para rumbear cada fin de semana. Aquí estoy, en el mundo real, en donde se suicidan cientos de personas al día, donde se rompen muchos corazones por engaños, en donde hay que pedir permiso para salir hasta las tres, en donde hacer bullying se volvió costumbre, en donde  las mejores amigas se quitan el novio, si, aquí estoy.

ESTE SOY YO: Una persona promedio, común y corriente, que en un futuro va a tener que responder por otros y aún no ha hecho nada al respecto. Que vive el afán del día a día sin saber que le depara el destino. Que ríe, llora y se queja de todo y de todos y  que sin duda alguna no es para nada el prototipo de Blair Waldorf ni Chuck Bass.

¿Y AHORA QUÉ?: Pues sencillo, más Reality Check y menos Reality Shows.

 reality head